¿QUÉ HACER ANTE LA INFLACIÓN?

Artículos para Dueños

Carlos A. Dumois.


A veces buscamos soluciones mágicas o sofisticadas, y lo más claro está frente a nuestras narices.

Parecía que ya habíamos librado esa batalla. Ya se nos había olvidado que la economía podía ser inestable. Teníamos dos décadas con tasas inflacionarias similares a los países industrializados. Nuestro dinero más o menos conservó su valor por 20 años.

Y de pronto se disparan los precios de cada vez más productos y los pronósticos apuntan hacia altos niveles de inflación. Los sectores relacionados con las economías de China, Ucrania o Rusia, o con alto impacto de los costos logísticos, esperan incrementos de precios de dos dígitos. Algunos analistas son más pesimistas, y hablan de movimientos de precios muy altos.

Por otro lado, las expectativas de crecimiento económico para México, y para toda Latinoamérica, vuelven a anunciar que tendremos otro año de estancamiento. La economía mundial se empantana y nuestro país no tiene un proyecto realista de futuro.

Y tú, empresario, ¿qué vas a hacer? No podemos quedarnos cruzados de brazos. Ni podemos aceptar que vamos a perder un año sin crecer nuestro negocio. ¿Cómo podemos tomar el saque de nuevo?

En su reciente reunión anual con sus inversionistas, Warren Buffet, el oráculo de Obama, vuelve a darnos pistas claras. Estas fueron sus palabras como contestación a esa pregunta.

“Lo mejor que podemos hacer es ser excepcionalmente buenos en algo”. ¡Vaya respuesta! Si ya somos buenos en algo, lo que podemos hacer en invertir en ser aún mejores. Sabias palabras de Buffet, dedicarnos a hacernos los mejores en lo que ya somos buenos. A eso nosotros le llamamos Concentración Estratégica: Enfocarnos en nuestros mejores clientes, en nuestros mejores productos, en nuestros mejores negocios.

Esa parece ser su solución a una situación crítica, en particular en una economía inflacionaria. Es claro que él le está hablando a personas, pero lo mismo aplica a empresas. Lo peor que podemos hacer en este momento es dispersarnos, es diluirnos, es abarcar más de lo que podemos atender. Apretemos donde somos fuertes. Dediquemos ahí nuestros mejores recursos. No descuidemos nuestras fortalezas.

“Excepcionalmente buenos”. No habla de alto desempeño, ni de buena calidad, no. Dice claramente “excepcionalmente buenos”. Pensemos cómo alcanzar niveles de excelencia nunca antes vistos; que nuestra forma de hacer negocio, nuestra manera de competir se enfoque a unos cuantos rasgos donde podamos ser verdaderamente superiores, incuestionablemente los mejores. 

Con sus palabras dice Warren: “Si eres el mejor doctor en el pueblo, o el mejor abogado en el pueblo, si eres el mejor en lo que sea…la gente te dará lo que ellos producen a cambio de lo que entregues.”

La experiencia respalda sus palabras. Los mejores siempre se quedarán con la capacidad adquisitiva que quede, aunque la inflación arrecie. Lo mejor es lo más apreciado, y su valor se preservará.

Añade Buffet: “Trabajar duro y luchar por ser el mejor será siempre la mejor protección ante la inflación, porque las habilidades son a prueba de inflación. Las habilidades que tengas nadie te las podrá quitar…así que tu mejor inversión será invertir en aquello que te desarrolle a ti mismo.”

Hablando de nuestra organización, lo que hacemos mejor que los demás son nuestras competencias diferenciales, lo que no fácilmente pueden copiarnos. En eso es en lo que hemos de enfocarnos. 

Revisemos nuestras superioridades, nuestras diferencias que más cuentan de cara al mercado, y repasemos qué cosas hacemos extraordinariamente bien en nuestra empresa. Ahí es donde tenemos que trabajar.

Identifiquemos entonces a nuestros mejores líderes, a nuestros procesos críticos, a nuestros campeones de quehaceres estratégicos, y hagámoslos aún mejores. 

Las temporadas de recesión, o de inflación, limpian los mercados. Son los mediocres los que desaparecen.

Nuestra estrategia anti-inflacionaria se centra en concentrarnos en lo mejor de nosotros mismos, e invertir en las competencias sobresalientes de nuestra organización.


c_dumois@cedem.com.mx
www.cedem.com.mx
Carlos A. Dumois es Presidente y Consultor de CEDEM.
“Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

CEDEM

Somos el Centro de “Dueñez®️ Empresaria”, creadores de la tecnología más poderosa para Generar, Multiplicar y Capturar Valor en los negocios.

Artículos recientes

Síguenos

Alianza CEDEM - EUNCET Business School

¡Inscripciones abiertas!

Si requieres más información haz clic aquí

Suscríbete para recibir nuestro Newsletter

No te enviaremos spam