SILENCIO APROBATORIO

Carlos A. Dumois.


El silencio en las decisiones relevantes es como una jugarreta, como un truco, como hacerse tonto para no comprometerse a nada.

Estamos trabajando con varias familias en el proceso de redise√Īo de sus Sistemas de Gobierno. Esto no es nada sencillo ni r√°pido de implementar. En m√°s de un caso nos ha tocado que se plantean cambios fuertes en las estructuras y relaciones de poder, y sin que se estudie a fondo el tema, se da por visto.

Esos temas, que supuestamente fueron aprobados por todos los miembros de un Consejo o Asamblea, que se presentaron, se explicaron y se dieron por aprobados, en realidad lo que recibieron como respuesta fue un silencio que me gustaría calificar como sepulcral.

El silencio aprobatorio es la respuesta de un grupo a una propuesta que no les convence, pero que no se atreven a refutar o cuestionar. En si mismo, es una expresi√≥n muy ambigua. A veces la mayor√≠a de los participantes pensar√°: ‚Äúpues aprobamos tal cosa, aunque yo deber√≠a de haber mencionado estos inconvenientes‚ÄĚ. Otras veces la mayor√≠a pensar√°: ‚Äú‚Ķmejor nos quedamos callados, es una propuesta inviable, no funcionar√°‚ÄĚ. 

En muchos √≥rganos de gobierno que operan en grupos liderados por empresarios aut√≥cratas, el silencio aprobatorio es una forma pasiva de reaccionar ante la imposici√≥n de ideas que la mayor√≠a no comprende o no acepta. El silencio en estos casos son testimonio de que el empresario decidi√≥ solo, sin la concurrencia de las voluntades de su equipo. √Čl jam√°s podr√≠a afirmar que todos coincidieron con su visi√≥n y que explicitaron su aprobaci√≥n.

Con una de las familias a las que me refer√≠a al principio esto sucedi√≥: se trabaj√≥ en la propuesta de un nuevo comit√©, se discuti√≥ con varios de los l√≠deres, se present√≥ en el Consejo de Due√Īos, se aclararon dudas y se hicieron algunos comentarios. Al final preguntamos si alguien quer√≠a a√Īadir algo m√°s o si pod√≠amos considerar aprobada la propuesta para trabajar en su implementaci√≥n. Respuesta: silencio aprobatorio. 

M√°s tarde, comentando lo sucedido con uno de los l√≠deres me dec√≠a: ‚ÄúCarlos, es claro que tienen dudas, que no se sienten seguros, que no se comprometieron, y eso dificultar√° que funcione. La respuesta fue Silencio Aprobatorio. Deber√≠as escribir sobre este tema‚ÄĚ.

En otra de las familias sucedi√≥ algo similar, pero la respuesta del L√≠der de Due√Īez en este caso se ha convertido en una campa√Īa incansable para profundizar, precisar, aclarar y negociar con todos los miembros de la familia el tema del nuevo Sistema de Gobierno. Este l√≠der quiere estar seguro que todos realmente entienden la transformaci√≥n que se pretende llevar a cabo y que van a apoyarla comprometidamente.

El silencio no es aprobatorio nunca, es solo muestra de que el equipo no se siente seguro y c√≥modo para expresar su opini√≥n. La aprobaci√≥n verdadera, sobre todo en un equipo de Due√Īez, se observa en el comportamiento solidario y en el nivel de compromiso de los integrantes.

Claro que la palabra cuenta, pero la palabra no solo tiene letras y frases, también tiene tono, fuerza, gesto, modo, sentimiento, determinación.

En la Due√Īez Compartida es crucial hablar claro. Las aprobaciones a medias o condicionadas no expresan voluntad ni compromiso. A veces solo es preprarse para poder decir ‚ÄúTe lo dije‚ÄĚ. No se vale.

La Due√Īez Compartida es un asunto may√ļsculo, no es de juego ni de apariencias. Si queremos compartir el rol de due√Īo, pues queremos trabajar en elegir rumbo juntos, en pensar y crear juntos, en buscar entre todos los miembros del equipo mejores caminos de creaci√≥n de valor.

Ahora que estamos impartiendo nuestro Master in Ownership and Value Creation, nos encontramos con muchas situaciones distintas. Algunos participantes son fundadores y l√≠deres m√°ximos de sus empresas. Otros son sucesores en formaci√≥n. Y otros m√°s son parte del equipo de Due√Īez. 

Todos están generando iniciativas discontinuas de cambio de sus organizaciones: nuevos negocios, productos y mercados, nuevas fórmulas de propiedad y de gobierno, nuevas jugadas de crecimiento. Todas estas propuestas serán presentadas a socios, consejos y equipos directivos. Espero ninguna reciba como respuesta silencios aprobatorios, sino sentencias llenas de voluntad y de convicción, que después de procesarlas se conviertan en compromisos de transformaciones relevantes.


c_dumois@cedem.com.mx
www.cedem.com.mx
Carlos A. Dumois es Presidente y Consultor de CEDEM.
‚ÄúDue√Īez¬ģ‚ÄĚ es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

No olvides disfrutar de nuestra serie de webinars¬†Due√Īez en Tiempos de Incertidumbre,¬†haciendo click¬†aqu√≠.

CEDEM

Somos el Centro de ‚ÄúDue√Īez¬ģÔłŹ¬†Empresaria‚ÄĚ, creadores de la tecnolog√≠a m√°s poderosa para Generar, Multiplicar y Capturar Valor en los negocios.

Artículos recientes

Síguenos

Alianza CEDEM - EUNCET Business School

¬°Inscripciones abiertas!

Si requieres más información haz clic aquí

Suscríbete para recibir nuestro Newsletter

No te enviaremos spam