Site Loader

Dueñez® Empresaria

Carlos A. Dumois.


Es la prudencia la que ha de regir la decisión de qué informar y qué no informar…

Seguimos extrayendo las condiciones de permanencia de Negocios Familiares del artículo de Josh Baron y Rob Lachenauer publicado por Harvard Business Review. Después de hablar sobre las primeras tres condiciones – Diseño de la Fórmula de Propiedad, del Sistema de Gobierno y de los parámetrtos del éxito – ahora comentamos sobre el manejo de la información.

Los dueños tienen el derecho de definir qué información desean compartir con sus directivos, familiares y terceros. Es la prudencia la que ha de regir la decisión de qué informar y qué no informar a cada uno de esos grupos de personas.

Cuando en el negocio participan otros socios, acreedores o consejeros, la información a compartir terndrá que ser mucho más completa. Con los ejecutivos el empresario decide hasta dónde está dispuesto a abrirse. Con esos stakeholders la comunicación favorece construir relacioners de confianza. De hecho, no proporcionar la información con la que ellos esperarían contar, podría ser interpretado como desconfianza.

Las relaciones de confianza facilitan contar con la disposición, la capacidad de compromiso y la buena imagen en esos grupos de interés. Pero la tendencia a mantener cierta información en privado es comprensible. La privacidad puede proteger a la empresa y sus propietarios del exterior.

Pero Baron y Lachanauer piensan que ser muy cerrados puede arriesgar la capacidad de la organización de cultivar relaciones valiosas. Incluso los comportamientos que acompañan el ocultar información pueden ser percibidos como sospechosos.

En las empresas familiares, sobre todo las de primera generación, la comunicación tiende a ser más informal, y sobre todo se da durante las comidas. Conforme la organización evoluciona y se institucionaliza, la toma de decisiones y los diálogios operativos y estratégicos ocurren en reuniones formales, en procesos decisorios participativos o en plataformas informáticas más abiertas.

Estos cambios evolutivos impulsan de alguna forma la Dueñez Compartida y la gestión  del valor de manera colegiada, y exige determinar, de forma gradual, qué información vamos a compartir con cada audiencia.

Frecuentemente en Latinoamérica nos preocupamos mucho por proteger la información relacionada con el valor de las ganancias, de los flujos o del patrimonio. Esta renuencia a la apertura suele llevarse de paso otras cosas que sí podrían darse a conocer y que contribuirían con el trabajo en equipo, la toma de decisiones y su implementación y la capacidad de compromiso. 

A veces parece que los empresarios no aprecian la importancia de lograr que otros se sientan conectados o involucrados con el éxito del negocio a largo plazo. El comprender la querencia y valores de los dueños, su visión y su proyecto de futuro, es trascendente para aliados y colaboradores.

Los dos extremos en este asunto son claros. Por un lado el temor de dar a conocer información confidencial delicada. En la otra punta la conveniencia de involucrar a otros en los procesos de gestión de la Generación, Multiplicación y Captura de Valor, en las decisiones estratégicas de crecimientio, en los quehaceres visionarios y de planeación.

No debemos caer en ninguno de los polos de esta disyuntiva. Compartir toda la información, sin ton ni son, puede ser arriesgado. Actuar siempre con total cerrazón limitará nuestra capacidad de crear relaciones de confianza y de integrar a otros en el ejercicio de la Dueñez Compartida.

Nuestra comunicación es algo que necesita evolucionar. Mientras más grande y compleja sea nuestra empresa, más tiene que avanzar nuestro proceso de institucionalización. Esto implica aprender a compartir información relevante para facilitar la integración de otros y su vinculación con la gestión del destino de la organización. Hemos de aprender a avanzar gradualmente por este camino.


c_dumois@cedem.com.mx
www.cedem.com.mx
Carlos A. Dumois es Presidente y Consultor de CEDEM.
“Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

No olvides disfrutar de nuestra serie de webinars Dueñez en Tiempos de Incertidumbre, haciendo click aquí.

Post Author: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *