Chips de Dueño y Director

Carlos A. Dumois.

Son diferentes y complementarias las labores del Dueño y del Director. No es fácil manejarlas simultáneamente.

En muchos países existen regiones donde el espíritu emprendedor prolifera más copiosamente que en otras. Hemos tenido la oportunidad de trabajar con muchos empresarios de Monterrey, en México, de Barcelona, en España o de Medellín, en Colombia.

Hemos compartido y aplicado con ellos nuestros conceptos de Dueñez y gestión de valor, y hemos aplicado nuestra metodología para detonar el crecimiento de sus negocios. Frecuentemente aparece con estos empresarios el tema de cómo manejar simultáneamente los roles de Dueño y de Director cuando les toca desempeñarlos en sus empresas.

He sintetizado las áreas clave donde el empresario ha de encontrar una forma de armonizar quehaceres difíciles de conciliar. Presento las parejas de conceptos donde se presenta el máximo desafío de sintetización en el actuar del líder de empresa.

Manejo de recursos vs manejo de oportunidades.

Muchas empresas familiares requieren jugar al mismo tiempo el rol de Dueño y el de Director. Son campos de acción diferentes, dedicados a distintos afanes.

La Dirección radica en optimizar el aprovechamiento de los recursos humanos y materiales de la organización. Su propio ciclo incluye la previsión, planeación, organización, ejecución y control de las operaciones en cada área funcional. Sus herramientas se convierten en programas, presupuestos, controles y prácticas de gestión. Sus espacios de actuación se centran en las áreas funcionales de la empresa, como comercialización, finanzas, recursos humanos, logística, etcétera.

La Dueñez se encarga de elegir mercados, definir el negocio, renovar las áreas clave del negocio, decidir qué impulsamos y a qué renunciamos. Su ciclo consiste en generar, validar, evaluar, impulsar o abandonar cada oportunidad. Sus ámbitos de actuación son la generación, multiplicación y captura de valor.

Búsqueda de la eficiencia vs logro de la relevancia.

El trabajo de la Dirección persigue maximizar la eficiencia económica de todos los procesos del sistema que integra la empresa. La eficiencia es el rendimiento de un proceso con respecto a la energía invertida en él. Es la relación entre los recursos ultilizados y los logros obtenidos.

La relevancia es el conjunto de características que distingue a aquello que resulta trascendente o fundamental para el éxito y permanencia de la empresa. La Dueñez se encarga de mantener la relevancia ante las circunstancias del mercado o del entorno.

Administración por procesos vs administración por proyectos.

Tanto la Dirección como la Dueñez requieren de un sistema de gestión. La primera se basa en la gestión de actividades que agregan valor al cliente (procesos), y que pueden ser medidos y optimizados. Las disciplinas que lo facilitan se agrupan bajo el concepto de la mejora continua.

La administración por proyectos radica en generar y desarrollar nuevas alternativas de creación de valor que terminan con nuevas actividades en la organización. El dueño es el responsable de priorizar y elegir los proyectos más importantes para la empresa. Estas disciplinas integran la mejora discontinua.

Gestión del desempeño vs gestión de riesgos.

Mientras que la responsabilidad del Director es vigilar el buen desempeño de las personas, recursos y procesos, la del Dueño responde al prever y administrar los riesgos en los que incurre la organización en cada una de sus partes. La administración de procesos es el área de responsabilidad del Director. La administración de riesgos exige del Dueño comprensión estratégica del negocio y amplia visión a futuro alrededor del mismo.

No siempre podremos separar nuestros quehaceres directivos y de Dueñez, ni será oportuno siempre delegar las tareas de la dirección para dedicarnos al rol de dueño. Muchas veces nos toca compaginar ambos trabajos al mismo tiempo. No haremos bien las dos cosas si no tenemos claro en qué consiste cada una, y si no enfocamos nuestro liderazgo en cada uno de los dos ámbitos.

Se pueden jugar los dos roles, y conviene hacerlo en muchos casos. Pero cuando nos dediquemos a la dirección, apliquemos sus principios y herramientas; y cuando trabajemos en la Dueñez, apliquemos los principios y herramientas que le corresponden.

c_dumois@holistics.domhosting.pro

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

No olvides suscribirte a nuestra serie de webinars Dueñez en Tiempos de Incertidumbre haciendo click aquí.